Esta semana hemos dicho “Hasta siempre” a dos grandes personas y profesionales, Nuria y Miguel, que acaban su etapa de trabajo en Zubietxe.

Nuria nos ha recordado al despedirse en un desayuno multitudinario que el primer día le contamos que Zubietxe era parecido a una gran familia… y que así lo ha sentido este año trabajando aquí. Muchas personas participantes se han acercado a despedirla y a desearle lo mejor, porque se lo merece. Gracias por todo, Nuria, por tu sonrisa, por tu paciencia, por estar siempre dispuesta a echar una mano donde se te necesita, por cuidar de todas y todos. Nuria se queda en Zubietxe como voluntaria y eso nos alegra mucho. En su despedida hemos visto muchas lágrimas de tristeza por la despedida, que también son de emoción por habernos encontrado. Nuestro agradecimiento al Gizalan por traernos a Nuria, que se ha hecho un hueco en tantos corazoncitos de Zubietxe. Nuria, seguimos cerca.

Nuria despedida

Gracias Miguel por cuidar de nuestros pisos y de nuestro centro, por estar siempre cerca de los chicos y por tu humor. Nuestro agradecimiento al Gizalan por traernos a Miguel, nuestro chico de mantenimiento con un corazón que no le cabe en el pecho. ¡Mucha suerte!

MIG